Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Red Mundial de Oración del Papa

Apostolado de la Oración - España

Movimiento Eucarístico

Juvenil

Reino

de Cristo

Schola

Cordis Iesu

Adoradoras Presenciales

del Santísimo Sacramento

Cada noche: una revisión

Al finalizar el día, en un momento de silencio, pido al Espíritu Santo que me permita reconocer la presencia de Jesús conmigo durante esta jornada, y se le agradezco. Me pregunto de qué manera he estado disponible a su misión y también se lo agradezco. Miro cómo he sido obstáculo a su acción en mi vida y le pido que, en su misericordia, transforme mi corazón. Le pido ayuda para vivir el otro día unido a Él. Jesús me da su bendición.

Un posible esquema para este momento podría ser:

Me dispongo, pido, agradezco, reconozco, confío.

  • Elijo un lugar apropiado; algunos pasos antes de “entrar” en ese lugar, me dispongo para la oración. Tomo conciencia de estar en la presencia amorosa del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


  • Pido la asistencia al Espíritu Santo para que este momento de oración sea conducido por Él, que Él mismo me muestre la presencia de Jesús Resucitado conmigo durante este día.


  • Miro mi corazón, en silencio, al finalizar el día, y le digo al Señor cómo me siento. Tomo conciencia de cómo Él me ha ayudado a lo largo del día a ofrecerle la vida, cada vez que me he sentido unido a su amor, a su paz, a su evangelio, y le agradezco (más importante que ver lo que yo hice mal, es ver lo que Él hizo bien, y lo que hicimos juntos!).


  • ¿He estado disponible al Señor y a vivir a su estilo en todas las cosas? Mis opciones no han sido todas por Él, he sido un obstáculo a su acción en mí. ¿Cómo, de qué manera? Le pido que, en su amor y respeto por mí, toque con ternura las heridas de mi corazón y se lleve mis penas y pecados.


  • Miro hacia el día siguiente y le expreso al Señor mi deseo de vivirlo en total disponibilidad a lo que Él quiera de mí.


  • Antes de ir a dormir, siento la mano de Jesús sobre mi cabeza que me bendice para tener un buen descanso. Expreso mi amor a María y, poniendo mi vida en su corazón, concluyo en el nombre del P – H – ES.

Solicita más información

This site uses Google reCAPTCHA technology to fight spam. Your use of reCAPTCHA is subject to Google's Privacy Policy and Terms of Service.

Gracias por contactar con nosotros. En breve nos pondremos en contacto con usted.
0